Find Out More

Los materiales de las tapas están estructurados por membranas de aluminio, revestido con polímero y unido por medio de una cera o polímero. Este laminado de aluminio se coloca dentro de un tapón o cierre. El envase se llena y el tapón se pone en el recipiente utilizando el equipo estándar de cierre, con lo que el laminado de aluminio queda en contacto con la boca/entrada del envase.
 
El envase entonces pasa por debajo del cabezal de inducción, un campo electromagnético crea un bajo nivel de calor localizado en el laminado de aluminio. Esto es suficiente para fundir tanto la cera como la capa de polímero.
 
Inmediatamente después el envase sale de la zona del campo electromagnético, el polímero se endurece, formando un sello flexible, todavía hermético entre la lámina y el cuello/acceso del envase. Esto protege el producto de robo, manipulación, humedad, oxidación de fugas y extiende su vida útil.
 
Beneficios del Sellado por Inducción

  • Sella la frescura
  • Prevención de costosas fugas
  • Reduce el riesgo de manipulación
  • Extiende la vida útil del producto o su caducidad.
  • Evita el robo
  • Evita la contaminación
  • Crea un sellado hermético
  • Reduce el costo unitario 
¡Un sello perfecto cada vez!
 
Para mayor información sobre como Enercon puede ayudarle a ahorrar en sus productos y reducir los costos unitarios.