Project Description

Cargill

Un centro de salud animal ha instalado una nueva línea de tratamiento automática, de tecnología punta, que incorpora sellado térmico por inducción.

Un centro de salud animal ha instalado una nueva línea de tratamiento automática, de tecnología punta, que incorpora sellado térmico por inducción. Su objetivo era encontrar una empresa que creara una línea de envasado automático para poder satisfacer un mayor volumen de contratos.

Contactar

curve line under

Las ventajas del sellado por inducción

curve line over

Caso Práctico

Un centro de salud animal ha instalado una nueva línea de tratamiento automática, de tecnología punta, que incorpora sellado térmico por inducción.

En 2015, los empleados de Cargill, un fabricante de productos de nutrición animal, visitaron la Feria PPMA.

Su objetivo era encontrar una empresa que creara una línea de envasado automático para poder satisfacer un mayor volumen de contratos.

Jo Pike, director de producción de premezclas y nutrición de Cargill, comentó: “Después de la Feria PPMA invitamos a varias empresas a nuestro centro para enseñarles el proceso y preguntarles cómo podrían ayudar a hacer realidad nuestra visión con una solución de principio a fin. Teníamos que ser extremadamente exhaustivos con nuestro proceso de toma de decisiones ya que suponía un importante desembolso de capital y teníamos que tener garantías de que generaría un beneficio sobre la inversión en menos de dos años”.

Cargill optó por trabajar con Karmelle, un fabricante de Huddersfield, que instaló una máquina de llenado de cuatro cabezales, una taponadora de recogida y colocación a rosca/presión, una máquina de etiquetado de doble cabezal con una estación envolvedora, un codificador y un sellador térmico por inducción.

El sellador por inducción, suministrado por Enercon Industries, formaba parte integral de la línea.

Jo comentó que la razón para instalar un sellador por inducción, en lugar de basarse en el cierre con tapones, era proporcionar una prueba antimanipulación y evitar derrames del producto si algún tapón no estaba roscado lo suficientemente fuerte.
Jo añadió: “Enercon Industries es uno de los líderes en el negocio del sellado por inducción y era el socio que nos recomendaron todas las empresas que participaron en el negocio. Hemos comprado equipos suyos en el pasado y siempre hemos mantenido una buena relación con ellos”.
Cargill seleccionó el sellador de tapones por inducción con más éxito de ventas de Enercon, el Super Seal 100, que crea sellos herméticos mediante un proceso sin contacto. Este sistema refrigerado por aire puede sellar tapones normales, a prueba de niños, para productos deportivos y cierres dispensadores cuyo diámetro oscila de 20 a 140 mm.

La nueva línea automática empezó a funcionar a principios de este año (2017) y es específica para una producción de 36 botellas de 1 l por minuto o 15-18 bidones de 5 l por minuto.

Hablando sobre la nueva instalación, Jo comentó: “Vemos esta línea como un proyecto para futuros desarrollos dentro de nuestras instalaciones de Lichfield. Representa cómo queremos que sea nuestro centro, siempre avanzando. Nuestro objetivo consiste en respaldar y fomentar la fabricación en el RU produciendo consistentemente productos de alta calidad con equipos de tecnología punta”.

Cargill
“Enercon Industries es uno de los líderes en el negocio del sellado por inducción y era el socio que nos recomendaron todas las empresas que participaron en el negocio. Hemos comprado equipos suyos en el pasado y siempre hemos mantenido una buena relación con ellos”.
Jo Pike, director de producción de premezclas y nutrición de Cargill
Descargar Caso Práctico
Volver a Casos Prácticos